Los automóviles son como pequeñas plantas químicas, los motores de combustión (ya sean de gasolina o diésel) transforman la energía del combustible al arder en energía cinética (en movimiento, en definitiva).Ese proceso de quemado del combustible genera el movimiento. Pero también parte de esa energía...