AENOR audita por primera vez a un fabricante de AdBlue®

El año pasado la compañía de certificación AENOR certificó por primera vez a la empresa Fertiberia en la fabricación y suministración de AdBlue® bajo la normativa ISO-22241. Se trata de la primera y única entidad que obtiene esta certificación de la mano de la reconocida compañía de desarrollo de tareas de normalización. Actualmente los fabricantes que quieran dar garantías de una adecuada producción y suministro de AdBlue® solicitan obligatoriamente la certificación de la VDA, asociación de fabricantes de la industria automotriz alemana. Aunque como ya comentamos en el post anterior, la licencia otorgada por la VDA acarrea algunas dudas y deja resquicios que cuestionan su credibilidad, por ello Fertiberia ha buscado cómo destacarse en el mercado como un valor seguro de calidad.

¿Qué ventajas supone la certificación otorgada por AENOR en la producción y el suministro de AdBlue®?

AENOR ha llevado a cabo un proceso de evaluación y auditoría del sistema de producción en la fábrica de Palos de la Frontera (Huelva) para asegurar el cumplimiento de los requisitos establecidos por la norma ISO-22241. Además de garantizar el cumplimiento de la normativa por parte de la organización, mejorando los niveles de gestión, planificación y control, asegura un sistema de auditorías sin deficiencias:

Seguimiento de las buenas prácticas: Finalizada la primera auditoria se realiza un seguimiento anual por parte de AENOR que confirme si se siguen cumpliendo los requisitos de la ISO-22241.

Garantía de calidad: El sistema implantado por AENOR exige a las empresas disponer de la certificación ISO-9001 que certifique la calidad continuada de sus productos y procesos.

Todos los centros auditados: Se exige que todas las instalaciones que lleven a cabo el proceso de producción de AdBlue® sean auditadas garantizando las buenas prácticas en todos los centros. Por el contrario, el sistema de auditorias de la VDA no exige que todos los centros sean auditados posibilitando la mala praxis del centro productor incumpliendo la normativa.

Claridad y concreción en la norma: La norma ISO sobre la que se basa la auditoría de la VDA da pie a interpretar algunos puntos que pueden resultar clave a la hora de asegurar el control de calidad, Por el contrario, AENOR ha diseñado un plan específico en el que incluye una lectura restrictiva que garantice que el producto cumple siempre con las especificaciones.

Esta certificación de AENOR es sinónimo de que el producto este fabricado bajo el estándar de calidad y resulta imperativo que los consumidores siempre exijan al fabricantes garantías del producto que se está comercializando.