Estudio sobre la calidad del AdBlue®

Un estudio realizado por la empresa SGS ha desvelado que el 28 % del AdBlue® que se comercializa en España no cumple con las especificaciones de calidad para su uso en los vehículos diésel con sistemas SCR instalados para la reducción de los óxidos de nitrógeno (NOx).

¿De qué trata este estudio?

El AdBlue® está considerado un producto crítico para el medioambiente y la mecánica de los vehículos, pero al contrario de lo que sucede con los carburantes, no está sujeto a un estricto control de calidad en España, por lo que resulta muy interesante conocer la realidad del mercado nacional, tanto para el propietario de un vehículo diésel como para las personas dedicadas al transporte por carretera a diario. En dicho estudio SGS ha analizado las muestras pertenecientes a 36 estaciones de servicio (EESS) que corresponden a los principales operadores del país.

Las conclusiones no dejan lugar a dudas

Las muestras tomadas en las EESS revelan una alarmante realidad: el 28 % del AdBlue® comercializado no cumple la normativa vigente a la que está sujeto este producto, es decir, casi un tercio del AdBlue® suministrado en las EESS de España se encuentra fuera de especificaciones. De las 36 estaciones de servicio visitadas, 10 comercializan como AdBlue® algo que no lo es.

Queda patente que no hay medios de control adecuados en la distribución y comercialización de este producto y que el usuario debe tomar precauciones adicionales. De lo contrario se arriesga a tener que hacer frente a costosas reparaciones por avería en su sistema SCR y al posible incumplimiento de la Ley de Medioambiente 2007/46/CE lo que conllevaría severas sanciones económicas y la inmediata paralización del vehículo.

¿Cómo saber si compramos AdBlue® de Calidad?

Aunque recurramos al suministro de AdBlue® en una estación de servicio perteneciente a una marca de prestigio, el estudio de SGS muestra que no es necesariamente sinónimo de calidad del producto. Por ejemplo, la petrolera con la cuota de mercado más alta del país, donde más muestras se han tomado para la elaboración del informe, no es capaz de garantizar la calidad de su AdBlue® más que en 2 de cada 3 estaciones de su servicio.

La segunda mayor compañía de suministro de carburantes a nivel nacional (Operador B) aparece como la única excepción del informe al cumplir al 100 % con la calidad de AdBlue® en sus puestos de venta.

A la vista de estos resultados, sí continuamos consumiendo el AdBlue® que está a disposición del usuario donde 1 de cada 3 repostajes no tiene la calidad suficiente, no se logrará reducir las emisiones al medio ambiente, en concreto de NOx. Con esta tendencia es imposible cumplir con los objetivos y programas del Plan Nacional de Calidad del AIRE 2017-2019 en los episodios de alta contaminación de las ciudades más importantes del país y red de carreteras, plan estatal que detallamos anteriormente con las medidas que se toman en España para reducir la contaminación atmosférica.

Disponible el estudio en el siguiente enlace