Tapon azul cerca del gasoleo

Piloto AdBlue®: ¿qué es y qué le pasa a mi coche?

Si tienes un coche diésel y salta un testigo que nunca has visto, con una botella vertiendo un liquido hacia abajo, no dudes: tu nivel de AdBlue® se va a agotar pronto. Junto a él lo más normal es que aparezca el número de kilómetros que puedes recorrer hasta que no quede más aditivo, pero no dejes que se acabe ya que muchos coches tienen un sistema que impide su arranque si esto ocurre.

Pero, ¿qué es el AdBlue®? Este aditivo está compuesto por agua osmotizada y urea en un 32,5%, siendo la disolución resultante un líquido esencial para reducir las emisiones contaminantes de tu coche. Ambos son componentes naturales, pero provocan una reacción química capaz de convertir parte de los gases contaminantes en vapor de agua y nitrógeno. De esta forma, nuestro tubo de escape pasa de expulsar estas moléculas dañinas para la salud y el medio ambiente a otras totalmente inocuas.

El AdBlue® es un líquido incoloro, no inflamable ni tóxico que posibilita de esta forma a vehículos diésel cumplir la normativa europea de emisiones, formando parte de la tecnología SCR (Reducción Selectiva Catalítica).

Y como reducir la contaminación es una tarea de todos, cada vez es más común que los coches diésel tengan integrado un depósito extra cercano al del gasoil en el que verter este líquido. Lo podemos identificar con un tapón azul y en él se almacena el AdBlue®, que será el encargado de neutralizar los óxidos de nitrógeno (NOx), uno de los enemigos más conocidos del medio ambiente.

Es tan importante el uso de este líquido que ningún vehículo permite arrancar sin él, por lo que tener controlado el nivel del depósito es esencial para todos los conductores de diésel. Aunque, en muchos casos, ni siquiera somos conscientes hasta que salta el testigo indicando que se está agotando el AdBlue®.

En turismos y vehículos particulares esta tecnología se ha puesto en marcha desde hace poco tiempo, incluyéndose en los procesos de fabricación de los coches diésel de los últimos años, pero en el sector del transporte de mercancías el AdBlue® ya es un viejo conocido para reducir los gases contaminantes.

Tags: